Ovación
Viernes 27 de Mayo de 2016

A Moyano no quieren verlo

Macri no se reunirá con el presidente de Independiente, opositor a su deseo de crear la superliga.

Tras el frustrado tratamiento de la superliga en el seno del comité ejecutivo de la AFA y el sobrevuelo del fantasma de una posible intervención, surgió la versión de la posibilidad de que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibiría mañana a Hugo Moyano y a su yerno Claudio Chiqui Tapia (oponentes a la posición oficial de crear una nueva estructura y contrarios a la postulación de Marcelo Tinelli a presidente), aunque desde el Gobierno se encargaron de desmentir esta teoría.

El entorno de Macri se encargó de descartar de forma categórica que el presidente tenga prevista una reunión con el sindicalista y el mandamás de Barracas Central en la Quinta de Olivos. Es que se habían instalado los rumores de que el presidente de Independiente (Moyano) habría sugerido que su par de Boca Juniors y hombre fuerte del Pro, Daniel Angelici, no esté presente en el encuentro por las diferencias que mantienen por aquél exabrupto del mandamás xeneize en una reunión del comité ejecutivo en Ezeiza, cuando dijo que la superliga se haría "si o si".

Por otro lado, el encargado del programa Fútbol para Todos, Fernando Marín, tuvo un encuentro con Macri en Casa Rosada donde le expuso sus conversaciones en la sede de la Fifa, en Suiza. Desde el Gobierno sostienen que cualquier intervención de la AFA es algo que hay que preguntarle a la jueza María Servini de Cubría. La magistrada el jueves de la semana pasada envió una resolución a la Secretaría General de la Nación para que "arbitre las medidas que sean necesarias ante la IGJ" por una posible intervención a la AFA debido a las cuestiones que son de "público y notorio conocimiento", en relación a desmanejos de la entidad madre del fútbol argentino.

En relación a este tema, el Gobierno se desligó y precisó que en todo caso es una decisión de la AFA cómo quiere seguir adelante. De todos modos, en el entorno del presidente admitieron que "así no se puede seguir".

Comentarios