Edición Impresa
Sábado 19 de Marzo de 2016

A marchar con los zapatos de Isauro

Invitan a recordar al maestro Isauro Arancibia, asesinado el 24 de marzo de 1976. Fue la primera víctima de la dictadura.

La primera víctima de la dictadura cívico-militar fue un maestro: Isauro Arancibia. El 24 de marzo de 1976 fue asesinado por fuerzas civiles y policiales de Tucumán. Recibió 120 balazos. También esa madrugada mataron a su hermano Arturo René. Isauro fue uno de los fundadores de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). Esa noche, sus asesinos robaron de su habitación un par de zapatos nuevos que le había regalado la familia. En homenaje a este maestro, Amsafé provincial invita a los educadores a participar de la marcha organizada por el aniversario del Golpe con guardapolvos y la consigna “Los docentes marchamos con los zapatos de Isauro”.

Francisco Isauro Arancibia es su nombre completo. Nació en Monteros, Tucumán. Estudiaba para recibirse de ingeniero, al tiempo que trabajaba como maestro para poder mantenerse. Pero se quedó en el magisterio. Estaba convencido, y por eso luchaba, que para ser maestro había que dejar de ser santo y meterse en la realidad, también que los chicos tenían que ser “educados a razonar y cambiar la vida, no a recitarla”. (“La oruga sobre el pizarrón”, de Eduardo Rosenzvaig). Y afirmaba para su oficio que “no hay maestro cierto y auténtico que no este comprometido con la lucha y la liberación de su pueblo”.

El maestro tucumano fue varias veces amenazado por la Tripe A. No hizo caso a los ruegos de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo para que se fuera de la provincia. La muerte les llegó a él y a su hermano Arturo René hace 40 años, el 24 de marzo de 1976. Los mataron personal civil y de la policía tucumana cuando dormían en el local del sindicato docente, la Agremiación de Educadores de la Provincia (Atep). La policía tucumana redactó un acta en el local de Atep donde se enumeró lo que quedaba en la escena de la masacre. Faltaba un par de zapatos nuevos, marca Delgado, que la familia le había regalado a Isauro para usar en la próxima misa en recuerdo de su madre.

En octubre de 2015, el Ministerio de Educación de Tucumán restituyó a sus familiares los legajos profesionales de Isauro y su hermano Arturo. Se trató de un acto de reparación histórica, en el que participaron los gremios docentes y la Ctera.

Documentales. Desde Amsafé provincial convocan a recordar a Isauro Arancibia invitando a sumarse, desde las 16, en la Plaza San Martín, para participar de la marcha del jueves 24, y a 40 años del Golpe. En el recorrido se harán diferentes intervenciones artísticas.

Además invitan para el martes 22, a las 10 y en la sala de Empleados de Comercio (Corrientes 450), a la proyección de los documentales sobre la historia de dos escuelas secundarias de Rosario que decidieron llamarse con nombres vinculados a la memoria y los derechos humanos (ver también páginas 4 y 5). Una es la Secundaria Nº 514 que en 2013 se nombró Madres de Plaza 25 de Mayo y la otra es la Secundaria N º 551 Sonia Beatriz González Abalos, que en 2012 se bautizó con el nombre de la joven obrera de la zona sur de Rosario, delegada del Swift y desaparecida desde 1976.

 

Comentarios