Edición Impresa
Martes 14 de Febrero de 2012

A la medida de la ciudad

Mañana será el Día D para los carriles exclusivos. El punto de partida de un cambio fuerte en la historia del tránsito vehicular rosarino.

Mañana será el Día D para los carriles exclusivos. El punto de partida de un cambio fuerte en la historia del tránsito vehicular rosarino. Y, con el sistema en funcionamiento, se deberá seguir trabajando para optimizarlo.
Hacía falta en Rosario una medida de enérgico impacto para empezar a modificar el cada vez más complicado modo de circular por el centro. Cerrar directamente un sector a los vehículos particulares pudo haber sido
la mejor solución, pero hubo que quedarse a medio camino porque la Municipalidad no quiso embestir contra los intereses de los comerciantes que se opusieron tajantemente.Los mismos dueños de los negocios céntricos quienes, ante el inminente debut de los corredores preferenciales, también pusieron el grito en el cielo contra este sistema. Se trata de contribuyentes que, obviamente, aportan mucho a la ciudad y defienden su sustento, pero que deberían entender que no todo puede hacerse a su medida.

Comentarios