La ciudad
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

A la espera de los federales, apuran la entrega de recursos a la policía

"Queremos una Santa Fe que sea modelo de seguridad y de pacificación de la violencia", remarcó el gobernador Lifschitz.

Mientras aguarda el desembarco de las fuerzas federales a Santa Fe, previsto para mañana, el gobierno provincial acelera la inyección de equipamiento para la policía santafesina. Ayer, el gobernador Miguel Lifschitz entregó 50 nuevas motos, armas, cascos y escudos para la policía de Rosario. Además, se anunció el reparto de material de trabajo para el resto de las departamentales. En total, la inversión ronda los 40 millones de pesos. "Queremos mostrar al país una Santa Fe que sea modelo de seguridad y pacificación de la violencia", dijo el gobernador.

"No creemos en soluciones mágicas para el tema del delito y la violencia, ni que se resuelva de un día para otro, pero sí confiamos en los planes de seguridad, en el trabajo en equipo y en la capacitación y el profesionalismo de las fuerzas de seguridad", sostuvo Lifschitz.

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, dijo que el gobierno provincial sigue "invirtiendo en capacitación y reorganización de la policía" santafesina, al tiempo que pidió "una mayor proactividad en la calle" de las fuerzas de seguridad.

Según precisó, en los últimos días la policía identificó en la calle a 10.000 personas, 6.000 motos y 2.600 automóviles. "Estamos empezando a ver a la policía que estábamos necesitando", destacó el ministro de Seguridad.

A través de un decreto, el gobierno adquirió 96 motocicletas cero kilómetro equipadas para patrullaje con una inversión de 10 millones 719 mil pesos.

De ese total, 50 rodados serán destinados a la Unidad Regional II de Rosario para renovar la flota de la Unidad Motorizada de la Policía de la provincia de Santa Fe. Del resto, 30 serán asignadas a la Unidad Regional I y el resto a las distintas unidades regionales.

Las motocicletas adquiridas son marca Honda XR 250 Tornado. Cada una posee una caja de seis velocidades que le permiten explotar al máximo su desempeño.

Además, incorpora un nuevo diseño de gráficas en sus deflectores laterales en forma de V, tablero totalmente digital y suspensión trasera que le otorga más tracción sobre cualquier tipo de terreno. Cada motocicleta cuenta con su casco inyectado ABS con cierre de enganche rápido y con ventilación superior e inferior.

Asimismo, el gobierno provincial adquirió 3.000 armas, 600 cascos y 600 escudos antidisturbios para la policía de la provincia. La inversión total fue de $ 26.856.000 y serán destinados a las distintas Unidades Regionales. La compra forma parte del plan de equipamiento de armamento y protección para los efectivos.

Las armas son pistolas semiautomáticas livianas calibre 9 milímetros Marca Bersa. Poseen un sistema de mecanismo disparador semiautomático de doble y simple acción para disponibilidad inmediata del arma con martillo a la vista. La inversión fue de $ 24.600.000.

Las armas fueron peritadas para obtener una muestra de cada una de ellas.

Ese registro queda al resguardo de Asuntos Internos para cualquier requerimiento ministerial o judicial.

Los 600 cascos y 600 escudos antidisturbios fueron adquiridos por la suma de $ 2.256.000. Los escudos están compuestos de fibra de vidrio reforzada, en tanto que los cascos contienen material ABS (termoplástico) inyectado en una pieza y arnés interior con amortiguador de impactos regulable en diámetro para ser adaptado a la cabeza del usuario.

Tanto los cascos como los escudos son de marca Tech Police. De la totalidad de material de protección adquirido, ya se hizo entrega de 375 cascos y escudos antidisturbios a personal de la Policía de Acción Táctica, Infantería y Caballería de las distintas unidades.

Esta inversión se suma a los 90 millones destinados a la compra de 8.000 chalecos antibalas, y las motocicletas de 250 cc que se estarán entregando en los próximos días y 200 nuevas camionetas para las principales localidades de la provincia.

Comentarios