La ciudad
Lunes 14 de Noviembre de 2016

A diez años de la pedrada que sacudió a la ciudad, La Capital recuerda ese difícil momento

Un informe especial evoca la tormenta que se abatió sobre Rosario el 15 de noviembre de 2006. Testimonios, imágenes, infografías y análisis en formato digital para comprender qué pasó y cómo los rosarinos procesaron los estragos de esa catástrofe natural.

Era un día soleado como tantos más de una primavera que se sacudía la modorra del invierno. Un miércoles más de trabajo en el que no se esperaba otra cosa que caiga la tarde para volver a casa a descansar. Pero pasadas las 17 el cielo se puso negro y, después de unos minutos de incertidumbre, se desató el temporal

Al principio pareció una tormenta más, pero no, de pronto, cayó una pedrada que arrasó con todo lo que encontró a su paso. Los ventanales de los edificios estallaron, cayeron antenas de telefonía, las chapas de los autos y los parabrisas también se rindieron a la fuerza del fenómeno. Lo que era seguro dejó de serlo.

Los barrios humildes, sobre todo los ubicados en la zona oeste, fueron los más castigados, pero no hay un rosarino que se haya salvado de la furia de la tormenta. Cuando recuerdan ese atardecer, el tamaño de las piedras, los daños que causaron, lo hacen con dolor y no hay quien no recuerde qué estaba haciendo ese día.
Mañana La Capital evoca ese momento de quiebre en la historia de las catástrofes naturales que sacudieron a la ciudad con un especial digital con producción periodística de Ariel Etcheverry, diseño de Mariano Perales, videos de Julia Derbule, infografías de Juan Escobar e imágenes del equipo de Fotografía de La Capital.

Comentarios