Edición Impresa
Sábado 12 de Octubre de 2013

22 centros en toda la provincia, ninguno en Rosario

"Hay 22 Centros de Contención de Niños en toda Santa Fe", repasa la directora provincial de Educación de Adultos, Noemí Stara, en diálogo con LaCapital. No son recientes, el proyecto data desde 2008, aunque ha ido cambiando de nombre, según la formalidad de los convenios que se han ido firmando. Lo que no ha variado es la meta de "brindar tranquilidad y cuidado" a los hijos de los alumnos de las Eempas, tal como señala la funcionaria.

Se constituyen a partir de contratos anuales. Por los que la Nación financia la iniciativa y la provincia la implementa. "La provincia brinda el ámbito adecuado", dice Stara en relación al espacio físico. Luego explica que se permite disponer de lo que se gira a las escuelas en concepto de "gastos de funcionamiento" para comprar materiales "como afiches y fibrones", nombra como ejemplos.

Designaciones. ¿Cómo se designan las escuelas a los que les tocan estos centros? "En 2009 se hizo una consulta y cada una respondió si quería contar con los centros", explica Stara, y asegura que "en la zona sur no tuvieron eco", por eso no hay ninguno en Rosario. Una dato al menos llamativo, ya que de las 210 Eempas que hay en toda la provincia 84 pertenecen al departamento Rosario.

Funcionan a partir del protocolo que se firma entre el Ministerio de Trabajo de la Nación y el de Educación de la provincia, que se llama "Protocolo de certificación de estudios formales". Los contratos que se establecen con las escuelas son anuales. Lo que significa que en diciembre caducan y hay que volver a formalizarlos en marzo de cada año.

La exigencia para las Eempas es que al menos haya una matrícula mínima de 10 niños para la guardería. Las familias deben contratar un seguro para los hijos, que, tal como comentaron en la Eempa de Villa Gobernador Gálvez, "se trató de una cifra ínfima (menos de 25 pesos por chico) y que se paga por una sola vez".

Las docentes que están a cargo de estos centros deben tener un título adecuado a la tarea. Y a diferencia de lo que ocurre en una guardería, no tienen como propósito desarrollar contenidos específicos, sino más bien generar proyectos de contención. "Surgen cosas muy lindas, por ejemplo, en otro de los centros se organizó un concurso de sombreros y los nenes eran los que hicieron de jurado. O también se han cocinado tortas", cuenta la funcionaria de Adultos, a manera de ejemplos de algunos proyectos en los que pudo intervenir.

Estos centros de contención están pensados sólo para las Eempas. La idea es siempre facilitarles la asistencia y la permanencia a las mamás en las aulas.

Comentarios